Se enfoca en equilibrar el sistema musculoesquelético para promover un ambiente óptimo durante el embarazo, facilitando el bienestar materno y fetal. Mediante técnicas específicas, busca aliviar molestias como dolores lumbares, mejorar la movilidad pélvica y corregir desequilibrios posturales, así como facilitar un parto más cómodo, fortalecer el cuerpo para el proceso de parto y contribuir a una recuperación posparto más efectiva, promoviendo el bienestar integral de la mujer durante esta etapa crucial.