La osteopatía es un enfoque terapéutico centrado en la salud integral, considerando la interrelación entre la estructura corporal y la fisiología global. No se centra solo en aliviar los síntomas, sino en encontrar la causa para lograr la recuperación definitiva. Los osteópatas emplean técnicas suaves y seguras exclusivamente manuales para evaluar, diagnosticar y tratar desequilibrios en el sistema musculoesquelético, nervioso y visceral. Buscan restaurar la movilidad, aliviar el dolor y mejorar el bienestar general del paciente, favoreciendo la autorregulación del cuerpo para estimular la curación natural.